1982

Temo a la Vida

Temo que me dejes ahora, en este momento de la vida;
aunque siempre digas que estarás junto a mí.
Temo que no me brindes ayuda, la cual necesito;
aunque cada día que pasa, ayuda tengo de ti.
Temo que vuelvas a tu antiguo amor;
aunque me digas que ya lo olvidaste.
Temo que algún día te fijes en otro corazón;
aunque siempre dices que tu corazón sólo pertenece a mí.
Temo, temo a tantas cosas en esta vida;
aunque yo sé, que vivirás en mí.
==========
 
Entre la tierra vi desaparecer aquel cajón negro que a mi padre se llevaba.
La vida ya atrás le quedaba… ¡Vuelve padre!… Vuelve… le grité… Pero nada.
 
Se alejaba cada vez más, él quería regresar, pero algo no lo dejaba.
Intentaba volver atrás ¡Lo intentaba!, pero la muerte lo arrastraba.
 
¡Se lo llevó!,  murmuré. Bajé la cabeza y miré por última vez…
Recordé aquellos momentos que juntos reímos, que juntos pasamos y que
nunca volverán, pues se los llevó al más allá.
 
De mis ojos brotaron lágrimas, mientras le hablaba al recuerdo de él:
“Adiós padre”, le dije… “Tú siempre dijiste, “junto a ti viviré””…
Pero ¿dónde quedaron esas palabras? Tan firmes, tan cariñosas, tan…
tan fieles a tu amor por mí…
 
¡Sí! Sé que le hablo a un recuerdo, pero no importa, pues sé que él  me escucha.
En el más allá mi voz fuerte oye… ¿No es así?…
 
Padre, la lluvia ha mojado la tumba, donde descansa tu cuerpo cansado.
Ya oscurece y yo, sola estoy junto a ti.
 
Ya sé que es tarde para decirte cuanto te quise y te quiero.
La vejez te arrastró hasta aquí, y estás muerto…
esa es la realidad que hay que aceptar: ¡Haz muerto!…
 
Adiós padre querido… ¡Nos vemos!
==========
 
Madre ¿Por qué lloras?… Ve y ríe con ellos, son pequeños.
Piensa que cuando seas anciana, ellos recordarán aquellos tiempos que juntos pasaban.
 
Madre anda… Ellos ríen y tú, tú triste y sola…
Anda y goza, juega, canta. Aprovecha esta vida que poco a poco se va.
 
El tiempo pasa… ellos crecen y tú envejeces.
Madre, anda y mira… el agua mustia cae por los cristales,
como las lágrimas por tus mejillas y esos pequeños a quien entregabas tu calor,
se alejaron y te han dejado sola.
 
¡Madre anda!. Ellos ríen y tú… triste y sola…
==========
 
La muerte, eso es… La muerte, algo que sabemos que va a suceder en cualquier momento, en uno de nuestros semejantes o quizás, en nosotros mismos. estamos conscientes que debe ocurrir algún  día, sin embrago, no lo queremos admitir.
Después de la partida de nuestro ser querido, todo aquel que compartió momentos tristes o alegres con él, se limitan a andar solos, preguntándole a un “ser” superior al hombre: ¿Por qué?… ¿Por qué?… Y sólo nos resignamos a decir “Adiós… Intercede por mi ante Dios, que quizás pronto estaré por allá”…
==========
 
 
  1. 10/05/2013 a las 15:51

    Good 1982 | Momenti info! I am remarkably captured because of your proficiency in writing.
    It all brought to mind a piece of writing related to sumo car I just read two or three hours earlier.

    In any case, awesome piece… appreciate your publishing.

  2. 27/04/2013 a las 5:44

    Keep this going please, great job!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: